Dom. 

CONSAGRACIÓN A LA LLAMA DEL SANTO AMOR
Inmaculado Corazón de María, humildemente, pido que lleves mi corazón a la Llama del Amor Santo, que es el refugio espiritual de toda la humanidad. No miren mis defectos y fallas, sino que permitan que estas iniquidades sean quemadas por esta Llama purificadora. A través del Amor Santo, ayúdame a ser santificado en el momento presente, y al hacerlo, déle, querida Madre, cada uno de mis pensamientos, palabras y acciones. Llévame y úsame de acuerdo a tu gran placer. Permíteme ser tu instrumento en el mundo, todos para la mayor gloria de Dios hacia tu reino victorioso. Amén.    

María, Refugio del Amor Santo, ruega por nosotros!      

Lun. 

CONSAGRACIÓN ALOSCORAZONES UNIDOS
Más digno,Corazones Unidos deJesús y María,de buen grado osconsagroen este díaa ti.Me entregoa Titodo lo que poseo,tanto interior como exterior.Que mivida seaun himnocontinuo dealabanza atus santísimosCorazones Unidos.Tomelas victorias yderrotas deeste momentoensus corazones.Utilizarloscomoustedlos necesita,para lograrsureinadotriunfante. 

‘Eterno Padre, yo Confío en tu amorosa Voluntad para mí’.

Mar.

CONSAGRACIÓN A LA CRUZ

“Jesús mío, hoy me consagro a tu Santa Cruz.  Así como tomaste sobre ti esta gran cruz por amor de toda la humanidad, así que prometo abrazar las cruces en mi vida.   Todo lo que sufro te doy a ti, Mi dulce Jesús, para expiar mis pecados y los de todo el mundo.   Comenzaré y terminaré cada día al pie de tu Cruz, junto con nuestra Santísima Madre y San Juan, nuestro hermano.  Consuelo, mi dulce Salvador, Amén.

El Corazón Sagrado de Jesús, te amo. Yo te doy con amor, todas mis cruces pasadas’

Mié. CONSAGRACIÓN DEL CADA FALTA Y DEBILIDAD AL AMOR DIVINO
“Querido Jesús, el Amor Divino Encarnado, en este momento presente te pido que aceptes la rendición  de todas mis faltas.  Consagro cada falta y cada debilidad al Amor Divino.”  “Por medio de esta rendición, yo sé que Tú me mostrarás más claramente cuáles son mis faltas y la razón por la que caigo en ellas, y Tú me darás la fortaleza para sobreponerme a ellas.  Amén.”

“Jesús”. Cuando dices mi nombre, todo el cielo viene a la atención.

Jue.

CONSAGRACIÓN  AL  AMOR DIVINO

“Mi Jesús, el mismo Amor Divino, me consagro completamente a Ti.  En y por medio de esta consagración uno mi alma al Amor Divino, comprendiendo que al hacerlo seré un mártir de amor.  Elijo buscar únicamente complacerte en el  momento presente, Jesús.  Así pues, te entrego mi salud, mi apariencia, e incluso lo que me conforta.  Por esta entrega suplico que el Amor Divino pueda alcanzar la victoria en cada corazón.  Cubierto por esta Consagración a Tu Amor Divino, dulce Jesús, recibe mi ‘sí’ a Tu Divina Voluntad en cada momento y en cada respiro.” “No busco nada que Tú no quieras que busque.  No amo persona, lugar o cosa alguna más allá de Tu Voluntad para mí.  Abrazo cada cruz que permites para mí y aprecio cada gracia que me das.  Amén.”

‘Sagrado Corazón de Jesús, ten misericordia de nosotros’

Vie. ORACION DE LA CONFIANZA
“Soy Jesús, nacido Encarnado. Deseo que cada alma aprenda el valor de la confianza. Aquí está una oración:  Querido Jesús, enséñame a confiar solamente en el poder Tuyo, de Tu Padre, y del Espíritu Santo. Te entrego mi voluntad. En esta entrega acepto que Tu gracia controle el futuro. Comprendo que Tú Me amas y quiero solamente mi bien – mi salvación. Resuelvo vivir en el presente y esperar lo que Tú puedas planear para mí en el futuro. Confiaré en Tus planes y la Voluntad Divina para mí. Amen.

‘María, Protectora de la Fe y Refugio del Amor Santo, ven en mi auxilio.’

Sáb. CONSAGRACIÓN A LA VOLUNTAD DIVINA
“Padre Celestial, deseo que pongas el Sello de Tu Divina Voluntad sobre mi corazón. Así, aceptaré Tu Voluntad en todas las situaciones y en todo momento presente. Aceptaré todas las cosas como de Tu Mano, por el bien de mi salvación y la salvación de otros. Amén.” Jesús: “Yo soy Jesús, nacido Encarnado. Mis hermanos y hermanas. He venido a solicitar de vosotros que consagréis vuestros corazones a la Divina Voluntad del Padre Eterno. De este modo, aceptaréis todo en el momento presente con Amor Santo. Esto es vivir una vida consagrada.” (5/10/2004)

“Triste Corazón de Jesús,ten misericordia de mí.”